Desarrollo económico local rural con perspectiva de género

AddThis Social Bookmark Button

La actual economía global ha propiciado desigualdad entre las naciones y las regiones; en tanto unas han mejorado sus niveles de vida, ahorro, educación, empleo e ingresos, otras han visto el deterioro de estos niveles.

Es preciso atender el carácter local de los problemas de cada región, para adoptar medidas compatibles con esas realidades. El desarrollo debe surgir de las propias regiones y se debe construir con la intervención y opiniones diferenciadas de las mujeres y los hombres que habitan en los territorios.

El reconocimiento de los diferentes actores y actrices sociales involucradas (os), implica que se debe reconocer, según género y edad, los diferentes roles, las condiciones de acceso y control de los recursos, las responsabilidades así como el poder sobre éstos.

El Desarrollo económico local rural con perspectiva de género es incluyente, considera a las personas como un grupo heterogéneo, en donde las mujeres tienen necesidades, percepciones y realidades diferentes a los hombres, auspicia el crecimiento desde abajo, permite que los proyectos se valoren tanto desde la perspectiva técnica, como desde la de las (os) actores sociales comunitarios involucradas (os). Esta visibilización de las diferencias debe de asumirse como una garantía de una planificación con potencial para impactar en las áreas de interés del proyecto, por lo que se fortalece a las comunidades; aplicando estrategias que coadyuve en la generación de un crecimiento sustentable y continuo en el largo plazo.

En este modelo se habla de agentes creadores de sus propias alternativas de vida, trabajo, preservación del ambiente, construcción de nuevas relaciones sociales, respeto por los derechos humanos, respeto por el otro, además de la elaboración y puesta en práctica de propuestas de desarrollo.

Promueve la organización y movilización de las mujeres y las colectividades que habitan en una localidad para hacer frente a sus necesidades y problemas, avanzando en el control de los programas y acciones que mejoren su calidad de vida, también en la integración de diferentes experiencias y proyectos que faciliten la realización de ejercicios de planeación y evaluación del desarrollo, por lo que se facilita el acceso de las mujeres a los organismos en los que se toman las decisiones claves para el impulso del desarrollo local.



Fuente:

SAGARPA 2003, Memoria, Foro internacional sobre desarrollo económico local, FIDEL XXI, México, SAGARPA, 148 pág.

Razhy Kriyan González Rodríguez, 2010, Cuadernillo sobre Desarrollo, Local desde la Perspectiva de Género, Instituto de la Mujer Oaxaqueña. 48 pág. 

Harcourt Wendy 2007, Las mujeres y las políticas del lugar, UNAM, México, 290 pág. 

Alfaro, María, 2002, Develando el género. Elementos conceptuales básicos para entender la equidad, México, Inmujeres, 83 pág.

Última actualización en Martes, 01 Noviembre 2011 13:02 Escrito por Rodrigo Jimenez Solorzano

INSTITUTO NACIONAL DE LAS MUJERES, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad

 

Alfonso Esparza Oteo 119, Col. Guadalupe Inn, Del. Álvaro Obregón, C.P. 01020, México D.F. - Tel. 01 (55) 53 22 42 00
Comentarios sobre este Sitio de Internet  Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet